¿QUIÉN QUIERE ESTE BILLETE?


Un conferenciante comenzó su intervención mostrando un billete de 100 dólares y preguntando:- ¿Quién quiere este billete ?

Se levantaron varias manos, pero el conferenciante dijo:- Antes de dárselo, debo hacer una cosa. Lo arrugó con furia, y volvió a decir:- ¿Quién sigue queriendo este billete?

Las manos seguían alzadas.- ¿Y si hiciera esto? Lo tiró contra la pared, lo dejó caer al suelo, lo maldijo, lo pisoteó y, una vez más, mostró el billete, ahora sucio y arrugado. Repitió la pregunta, y las manos siguieron levantadas.

- No olviden nunca esta escena, añadió. Haga lo que haga con este dinero, continúa siendo un billete de 100 dólares.

A menudo en la vida nos arrugan, nos pisan, nos maltratan, nos injurian; sin embargo, a pesar de ello, siempre seguimos valiendo lo mismo.

1 comentario:

Carlos López Dzur dijo...

Me encantó la moraleja y pienso que se nos maltrata, como seres humanos, más que a los billetes y nadie levanta la mano por nosotros, siquiera nosotros mismos, cuando se pregunta sobre el valor de nuestra dignidad como personas...

carlos

Mi bitácora